Luselcy

Mireia, sin duda, fue otra gran decisión para el día de mi boda. Mi maquillaje fue natural, supo encontrar mi estilo, y me ayudó a que me sintiera como una princesa en ese día. Se desplazó desde Onadara a Benidorm, sin aplicar ningún cargo extra. Es joven, pero es una gran profesional y ama lo que hace. De ahí que lo haga tan bien. Gracias, Mireia, y a su compañero por hacernos sentir guapisimas. Tanto a mis damas, como a mi madre y a mi. No dudéis en escoger a Mireia o al menos intentarlo con una prueba.

Los comentarios están cerrados.